miércoles, 15 de abril de 2009

El miedo alpinista.

Una de esas frases que me motivan...
"A base de probar y entrenar, desarrollé mi propio estilo de meditación activa. En ciertas vías logré un estado mental de conexión mística con la montaña tan fuerte, que sabía que no podia fallar o cometer errores. Podía leer la mente de mi compañero. La gravedad no me afectava. En esos días me perdía a mi mismo. Yo me convertía en montaña. Fue entonces cuando hice mis mejores vías."
- Alpinismo extremo - Marc F. Twight 1999
----------------------------------------------------
Hace un par de años, muy alejado del mundo conocido, escribí la siguiente nota sobre el miedo, la verdad es que no es ningún ensayo, ni nada por el estilo, es simplemente una palabra tras otra, que me salió sin pensar demasiado, de muy adentro, y que anoté en mi diario. Fuera hacía muy mal tiempo y las ganas de tener sensaciones de escalada me inundaban. Ahora voy a compartir-lo con vosotr@s:
<
El miedo es una cualidad humana, animal, que parece que solo tenga connotaciones negativas, y bien cierto es que gracias al miedo vivimos más, ya que nos alerta de los peligros.

Una frase celebre en la montaña dice: El que no tiene miedo es un inconsciente, o si dudas mucho está muy claro. Dos frases, una misma filosofía. Si bien, para poder llegar a hacer grandes cosas, hay que correr riesgos, no por ello has de dejar de cuantificarlos y objetivar. Solo así vivirás para contarlo.

Otra frase conocida en nuestro entorno es aquella; de que hay muchos alpinistas buenos, pero pocos buenos y viejos. La cultura popular ya sabemos que en el campo del miedo no es tan sabia, ya que con miedo se han forjado sociedades enteras, por unos y otros motivos, pero esta bien escucharlas cuando el plano racional, de tu conocimiento en montaña no es capaz de juzgar lo que ves. En ese momento, también se dice, más vale un porsiaca, que cien penseques, que razón tiene, no conviene llegar a lamentarse, la montaña siempre estará allí y un abandono, si es el caso no supondrá mucho. Como decía aquel, el currículum de los alpinistas habría que hacerlo con todos los sitios que se han bajado, ya que es más representativo del volumen de actividad cometido, ya que este deporte tiene un índice de fracaso muy elevado, pues hay muchos factores dependientes.

Bajo mi punto de vista, hay que conseguir ver todos los peligros que te pueden afectar y valorar el grado de peligro al que te expondrás, objetivar, no dejarse llevar por el pánico y pensar con la mayor de las claridades. Cuando uno es principiante esto no se puede hacer, al no tener dónde comparar, y parece que se deja todo a aquello que llamamos sentido común, esto no es nada más que si no conoces el medio, como mínimo te conoces a ti, y sabes dónde puedes llegar, y si no tienes la sensación de tener las cosas controladas, mejor desaparece de dónde estás. Evidentemente habrá quién se sobrevalorará y no habrá nada que hacer entonces, con este alpinista, deberá aprender si quiere seguir tiempo entre nosotros.

El miedo que no está colerizado, en el futuro es incluso agradable, aquellas escaladas o situaciones que te han marcado por sentir miedo, y has podido superar, saliendo por arriba o por abajo, se verán en un futuro vistas como grandes experiencias, en las que el sentido de superación ha ido al límite, sensación gratificante, porque sobreponerse a una situación es de hombres fuertes, si no se te ha ido de las manos, has hecho lo correcto.

La experiencia que por un lado te deja ver las cosas muy claras y no tener miedo si no es verdadero, también hace que cuando el miedo es fundado, puede hacer que lo veas realmente crudo porque sabes que el peligro está ahí, y es inminente, esta situación de saber con certeza que estás en un aprieto no es tan sencilla de resolver, y volvemos a los mismos principios que cuando uno es principiante, conocimiento de uno mismo, desplegar todo el arsenal de capacidades y salir de esa situación, una vez abajo, te reconforta haber salido de allí, pero des de luego, si has estado muy cerca de la línea que separa la vida y la muerte, muchas cosas se te cuestionaran. Puede que en los días próximos, no veas esta actividad tan agradable, y quizás lo dejes para siempre, o te repongas, aprendiendo de la experiencia sufrida y llegando a la conclusión de que no quieres vivir a medio gas, y después morir atropellado, por ejemplo.

Quieres hacer lo que te gusta.

Más adelante, en algún otro susto, te das cuenta que hay una probabilidad elevada de que tu integridad corra peligro, aun siendo el más experto, se llega a aquella famosa conclusión, de que a todos nos podría pasar.

Estas situaciones se pueden remediar a mi modo de entender, de tres formas:

Huyendo del peligro, cerrando los ojos o aceptándolo y creer en lo que haces.

Reflexiones siempre condicionadas por tu alrededor, familia y amigos, a quien quieres y forman parte de las grandes decisiones de la vida, porque el egoísmo no tiene lugar aquí, es una decisión personal que los demás tienen que encajar, pero que ellos son de un valor importante y omnipresente en tus decisiones, aunque pueda parecer lo contrario.

Que bonito tener miedo, y así poder superarse, que bien tener miedo y así alejarse de lo que uno controla.

Descontrolarse para controlar, una razón de ser, una forma de escalar.>
- Òscar Alemán - Reflexiones Íntimas Montañeras 2006

3 comentarios:

TRanki dijo...

UF.

UN tema molt difícil aquest, i mOLT AMPLI...suposoq ue implica tenir uns coneixemnts de psicologia que molts de nosaltres no ens plantejem i si no ens posem a pensar anem descobrint o sentint de tant en tant sense analitzar-lo massa.

Els aspectes que se'm plantegen són diversos:

TIPUS DE POR, n'hi ha de irracional, de racional, de conscient, de inconscient, de paralitzant, de activadora...etc...

EFECTES DE LA POR, poden ser bons, dolents, eficients,ineficients

Crec que es pot parlar molt d'aquests temes, i sempre hi haurà gent a favor i gent en contra...

Jo quan NO TIC POR o la supero ésquan he disfrutat més, molt més que tenint-ne...quan es logra APARCAR la por, en base a la confiança en un mateix, e la seguretat i en un aïllament respecte a la realitat...POSTERIORMENT, però. ´s quan he sentit aquesta por i ha estat quan he percebut la inconsciència o no he entès com havia pogut estar allà..aleshores és quan en altres escalades seg¨Ñuents he tingut uns por més incontrolable o simplement no he estat ni motivat per anar als llocs que volia...

willy dijo...

al llibre de l'Alfonso Vizan hi ha una munt de bones reflexions sobre aquesta part del món de la muntanya..
segons el q escrius, tant principians com experimentats requerim del sentit comú per afrontar la nostre por?
això em porta a plantejar-me el futur d'aquest esport i/o forma de vida en la societat actual en que vivim;
si el meu pare sempre m'ha explicat q el sentit comú ha estat, es i seguirà sent el ménys comú dels sentits i la meva mare q l'únic problema del sentit comú es que no es pot comprar en un gran supermercat.. on anire jo a apelrar?
també hi ha una bona frase, q poder no ve molt al cas però q pot ajudar a afrontar una determinada situació de por, vale mas cinta en mano q metros volando..
Oscar tira tu q a mi m'agafa el riure ;)

Òscar A dijo...

Ei!!! Quins dos cracks aquí parlant sobre el tema. Bé, suposo que bàsicament es tracta de reflexionar cada un i que el conjunt et compensi, com sempre, la motivació i les ganes, és el més important fins i tot alhora d'assumir riscos i augmentar la probabilitat de deixar-se el cul pel camí.

Jo particularment estic content per tenir por a vegades, em dóna vida, no me'n amago, a vegades tinc més "trempera" tot i la por, i estic content per enfrontar-m'hi i que les coses surtin i d'altres, rinc clar que prefereixo quedar-me al bar, la vida continua hi ha moltes coses a disfrutar...